Sobre el supuesto plagio de Hardt & Negri

Me quedé muy curioso al leer en semanas anteriores la noticia de un supuesto plagio de la categoría “colonialidad del poder” por parte de Hardt & Negri en su último libro Commonwealth, así que me puse a leer el texto con el mayor de los cuidados. Puedo decir, sin sombra de duda, que tales acusaciones no tienen ningún fundamento.  Hardt & Negri toman, sin distorsión, la idea central de la categoría ”colonialidad del poder”, a saber, que las jerarquías raciales establecidas por el poder colonial son constitutivas de la modernidad . Y aunque es cierto que no citan a Quijano, sí hacen referencia directa a Mignolo y Dussel (véase p. 81-82 de la traducción de Akal). Por qué no citan a Quijano es algo que no puede responderse diciendo simplemente que “ocultan la fuente” para apropiarse (colonialmente) de un autor no europeo sin dar el debido crédito a su trabajo. Éste no es el caso. Por el contrario, en todo el libro los autores son muy pulcros en discutir, citando las fuentes, con autores latinoamericanos. Cuando hablan del desarrollismo, citan el trabajo de Arturo Escobar (p. 104); cuando hablan de la simultaneidad de modos de producción, citan a Mariátegui (p. 103); cuando hablan de la “canibalización” de la modernidad, citan a Fernández Retamar (p. 111); cuando se refieren a la situación en Bolivia, citan a René Savaleta (p. 122); cuando hablan de ontologías múltiples prefieren citar al antropólogo brasileño Eduardo Viveiros de Castro (p. 137) en lugar de Gilles Deleuze, etc.

Entonces, ¿por qué no se cita a Quijano? Me aventuro a decir que se trata del ”punto ciego” que queda como fruto de un movimiento de “political correctness” por parte, sobre todo, de Michael Hardt. Él es profesor de Duke University y ha escuchado seguramente muchas veces el nombre de Quijano en los debates a los que ha asistido invitado por Mignolo. Pero para él resulta más fácil, más cómodo, citar el trabajo de su colega Walter Mignolo, a quien ha leído , que el trabajo de Quijano, a quien seguramente no ha leído. Recordemos que Quijano no ha publicado todavía ningún libro sobre la colonialidad del poder, ni en español y tampoco en inglés. Toda su reflexión sobre este concepto se encuentra dispersa en revistas publicadas sobre todo en español, mientras que las reflexiones de Mignolo, Dussel y Escobar están disponibles en inglés. Podrá argumentarse que por qué razón los autores “del norte” no se esfuerzan en buscar las fuentes de los autores “del sur”, como sí ocurre al contrario, pero eso ya nos lleva a un terreno que no es el del “plagio”.

Yo creo que es mucho lo que estos dos autores han aprendido en estos años de los teóricos latinoamericanos. Basta comparar aquel capítulo 6 de Imperio titulado “La dialéctica de la soberanía colonial” con las reflexiones que vemos ahora en Commonwealth para darnos cuenta de ello. La idea, todavía eurocéntrica, de que el colonialismo pertenece a la “dialéctica” de la modernidad, es dejada atrás en nombre de la constitución, mutuamente dependiente, entre modernidad y colonialidad.  Aparte de eso, el libro hace importantes avances conceptuales con respecto a lo que ya vimos en Imperio y Multitud. Pero ese es otro tema.

Category(s): Reflexiones

2 Responses to Sobre el supuesto plagio de Hardt & Negri

    Guadalupe Meza Lavaniegos says:

    Me gusta el comentario sobre el el no plagio del concepto de colinialidad del poder, .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *